Como prevenir la pérdida y las desapariciones de los niños.

El salón del chocolate en París, un evento visitado por miles y miles de personas y un sueño hecho realidad para una pareja de amigos míos. Encantados se paseaban con su Moutoncita de cuatro años contemplando las fuentes de chocolate. En unos minutos, todo se convirtió en pesadilla. Buscando entre la multitud, se dieron cuenta que su pequeñita no estaba a su lado.  La angustia, indescriptible.

desaparicion 1

El papá busco los agentes de seguridad y la mamá desesperada no paraba de llamarla. Después de una fatídica hora, la encontraron. Viendo que la niña lloraba y llamaba a su mamá, alguien de buen corazón avisó a la seguridad quienes encontraron los datos de la niña y de los padres en un papel que ella les entregó. Mi amiga escuchó su nombre en el altavoz, su corazón volvió a palpitar y corriendo salió a encontrar a su pequeña.

Mis amigos fueron inteligentes ya que a pesar de su corta edad, le habían enseñado a su niña qué hacer si se perdía.

Casi todos conocemos historias de horror sobre el tema de niños desaparecidos, pero hay un relato que me impresionó como ningún otro y es el que narra la película “Un camino a casa”, puesto que trata precisamente sobre la triste realidad de los niños desaparecidos. En India 80,000 niños desaparecen cada año.  

¡Mamita, tienes que verla! 

Basada en hechos reales, cuenta la triste y conmovedora historia de Saroo. No te contaré la trama, pero la historia me estremeció tanto que me sentí en la obligación —por mí, por mi bebé, por nuestros niños— de educarme y de estudiar la forma de prevenir estas tragedias. No le deseo a nadie el sufrimiento que la pérdida de un niño, así sea por unas horas, pueda ocasionar, así que a continuación te presentamos las técnicas que utilizan las mamitas y las autoridades francesas para ρrevenir la perdida de los niños.

Moutoncitos presenta:

15 reglas de oro para no perder a tu tesoro

 La desaparición de niños es un tema delicado, pero la mejor estrategia es la educación de nuestros niños, la educación de  las mamitas y papitos y la prevención.

1. Habla, habla y habla con tu pequeño

Los niños entienden más de lo que creemos. Utilizando palabras simples y adaptadas a su edad explícale la situación que vive un niño o una niña que se pierde. El objetivo no es causarle miedo sino que poco a poco asimile qué hacer si le ocurre esto. Déjale claro que tú lo buscarás por todo lado hasta encontrarlo, pero que él o ella también tiene que ayudarte obedeciendo y escuchando atentamente tus indicaciones.

2. Inventa juegos para que aprenda sus datos personales

Siempre es más fácil identificar y encontrar a un niño o a una niña si conoce su nombre completo, el de sus padres y un número de teléfono. Enséñale a memorizar estos datos de manera divertida: juega, canta, dibuja. La repetición en diferentes contextos es la clave del aprendizaje. Elabora guiones y dramatiza escenas con sus muñecos. Inventa historias que insistan en la importancia de conocer sus datos y de obedecer a los padres. 

3. Establece un punto y una estrategia de encuentro con tu hijo

Es normal que los niños corran, exploren y sean curiosos, pero si quieren ver algo o alejarse de ti, deben avisarte antes de ir. Tú decidirás si pueden ir solos. Si asistes con tu Moutoncito a un evento público concurrido, antes de entrar, toma unos minutos para explicarle el porqué no debe alejarse de ti. Identifica un sitio fácil de recordar, si se pierden, los dos sabrán adónde ir; por ejemplo: el puesto de información o de atención al cliente. Asegúrate que te ha entendido y haz que repita tus instrucciones.

Ahora bien, si tu niño es muy pequeño y si están en un recinto cerrado, un centro comercial por ejemplo, es mejor indicarle que NO salga y que se quede quieto, ya que tu lo buscarás adentro. Las medidas a tomar pueden ser muy variadas dependiendo del lugar y de la edad de tu niña o niño; lo realmente importante es que establezcas y le comuniques a tu Moutoncito las instrucciones a seguir.

4. Enséñale a identificar a quién le puede pedir ayuda

Normalmente, los niños pueden confiar en los uniformes de un policía, un bombero, etc. En un gran almacén o un supermercado: un cajero o a un vigilante. Al llegar a un lugar público concurrido: parque de atracciones, concierto, espectáculos, manifestaciones, salones, mercados, estaciones de bus, ferias, playas, etc, muéstrale dónde y a quién puede pedir ayuda. A todos los niños, pero sobre todo a los más pequeñitos que aún no entienden lo que es un uniforme, enséñales que pueden pedir ayuda a otras mamás con niños. Lo importante es enseñarle a pedir ayuda.

5. Marca al interior de sus objetos o coloca etiquetas con sus datos personales. 

Esto lo podemos aplicar cuando los niños son muy pequeños. Es preferible marcar el interior de sus objetos, ya que si marcas el exterior cualquier persona puede ver el nombre de niño o niña y utilizar su nombre para hacerlo sentir en confianza. Así que sin que sean visibles del exterior, escribe o pega etiquetas en los objetos personales: al interior de sus ropitas o zapatos, etc. En las etiquetas escribe los datos de tu hijo (nombre, dirección, número de teléfono, alergias, necesidades especiales, etc).  Muéstrale dónde puede encontrar sus datos. En Francia, para asistir con niños muy pequeñitos a ciertos eventos públicos, se obliga a los padres a colocarles un brazalete con sus datos personales. Esto no significa que como padres podamos bajar la guardia, pero es una opción a considerar.

collage Articulo desaparicion

6. Conserva una fotocopia de su documento de identidad

Si tu niño o niña ya posee un documento nacional o algún otro documento de identidad, toma una foto de su documento o lleva una copia contigo. Tenla a mano para que pueda ser fácilmente identificado.

7. Toma fotos recientes de tu niño.

Intenta que las fotos muestren su cara despejada y bien perceptible. Es más fácil encontrar a una persona con la apariencia que tenía cuando se extravió, sobre todo si se trata de un niño, los cambios son significativos mes tras mes.

8. Enséñale cómo llamar la atención

Un niño que se tira al suelo, grita y se resiste, llama la atención de los adultos y esto puede alejar a las personas malintencionadas. Enséñale a tu Moutoncita que si un adulto desconocido le coge en brazos, ella debe gritar: “¡socorro, esta no es mi mamá (o mi papá)!” Es muy importante que repita la frase en voz alta, porque de presentarse esta situación, si se limita a llorar o gritar, la gente pensará que se trata de una rabieta. También puedes aconsejar a tu hijo de huir y de buscar ayuda, por ejemplo, cerca de un comerciante: panadería, tienda, etc. 

9. ¿Que hable con desconocidos? Sí, pero cuando tu estés presente.

Claro que tu niño debe hablar y hablará así no lo queramos con desconocidos. La vida es esto, hablar con personas diferentes a nosotros o que no conocemos. Es contraproducente enseñarles a no hablarle a desconocidos. Lo importante es que él o ella aprenda desde pequeño o pequeña a jamás jamás seguir a un desconocido o a aceptar algo sin que tú estés presente, sin haberte consultado o sin antes pedirte permiso. Educa a tu niño sobre el hecho de que ciertos adultos pueden ofrecerle planes tentadores: una vuelta en el carro, dulces, regalos, inclusive dinero, PERO QUE SIEMPRE eres tú, mamita o papito o el adulto a cargo, quien debe tomar la decisión de aceptar. Siempre debe consultarte antes de tomar la decisión. Únicamente con TU PERMISO ellos pueden aceptar. Enséñale que tú nunca mandarás a un desconocido para que le recoja del colegio y que jamás debe irse con extraños, aunque le aseguren que son amigos tuyos.

10. Respeta y cree en su instinto

Los niños, como los adultos, poco a poco desarrollan el instinto o sexto sentido. Es ese algo, un sentimiento, una sensación que nos hace sentir incómodos y no sabemos por qué. Este “instinto” se desarrolla en los bebés desde aproximadamente los 6 meses. Debemos enseñarles a nuestros niños que si ellos no se sienten bien con un extraño o un adulto, y si están solos y sienten que sus intenciones no son claras, ellos deben confiar en su instinto y alejarse. Es importante que los niños aprendan a reconocer sus instintos y a confiar en ellos; ya que es una medida natural que los protege y les proporciona confianza en sí mismos. Poco a poco,  los niños aprenden a identificar las intenciones de las personas, pero es algo que se aprende creciendo.

Desapariciom foto 5

11. Un consejo para ti, mamita: Atención a las redes sociales

Las mamitas somos responsables por el presente y el futuro de nuestros niños por lo que debemos educarnos y ser conscientes de los riesgos de compartir y publicar la información de nuestros niños en las redes sociales. Hay personas que utilizan estos medios y los datos que publicamos: como su ubicación, sus gustos, o sus hábitos, para familiarizarse con nuestros pequeñitos y hacerse pasar por alguien conocido o de la familia. 

En esta era tecnológica en la que todo se hace detrás de una pantalla, es mucho más difícil descubrir las verdaderas intenciones de una persona. Protege a tu niño, cuando publiques su información personal, filtra el nivel de privacidad o compártela únicamente con las personas de extrema confianza.

12. Escúchalo y presta atención a sus sentimientos y comentarios

No todas las desapariciones de los niños suceden de manera inesperada. En ciertos casos son personas próximas a la familia o personas que han venido acercándose a ellos y se han ganado su confianza. Por esta razón, es importante que exista una buena comunicación entre nosotras y nuestros Moutoncitos. Dependiendo de esta, se sentirán apoyados, protegidos y podrán contarte si alguien a su alrededor los hace sentir incómodos o si están experimentando alguna situación que los atormenta o los entristece.

Escucha a tu Moutoncito. Indaga sobre lo que le molesta, hazle preguntas adaptadas a su edad para que puedas entender el porqué. No lo obligues a quedarse solo con un adulto sobre quien ha expresado desconfianza, temor o angustia, así sea el padre de la iglesia de Lourdes, el tío rico de tu abuelita o el presidente de Francia. 

desaparecido foto 3

¡Mamita, si ves la película sin llorar, te invitamos a cenar!

13. La seguridad de tu bebé es TU prioridad 

Algunos niños han desaparecido mientras sus padres estaban distraídos con sus teléfonos móviles, manteniendo una charla o pensando que otro adulto, el papá por ejemplo, los estaba cuidando. Así que en un sitio público, si necesitas alejarte, encarga claramente a un adulto responsable y de confianza de cuidarlo hasta que vuelvas.

Los especialistas insisten en la importancia de dar cierto margen para que los niños se muevan, corran, exploren y aprendan por sí mismos sin caer en la sobreprotección o en la dependencia total de las madres. Sin alarmar a tu niño, sé buena observadora y fíjate lo que está pasando a tu alrededor, ya que eres tú quien debe evaluar cuándo tu Moutoncito puede correr tranquilamente en un parque o cuándo debe estar a tu lado.

14. Observa y ofrece tu ayuda

Puede ocurrir que veas a un niño solo. Obsérvalo y si ves que él o ella necesita ayuda, acercarte tranquilamente y pregúntale dónde está su mamá o papá. Si llora, inclinándote, háblale suavemente, míralo a la cara. Explícale que debe calmarse para encontrar a sus familiares. Contacta inmediatamente la seguridad del lugar y pregúntale si conoce su nombre, el nombre de su mamá y un número de teléfono.

15. Hoy por ti, mañana por mí

No es normal que dejemos a nuestros niños deambulando en la calle después de ciertas horas de la noche e inclusive durante el día sin la supervision de un adulto responsable. En tu cuadra, en tu barrio o en tu pueblo, habla sobre este tema y organiza —con todas las mamitas que conozcas— reuniones para cuidar y educar a los niños en tu comunidad. Es imposible conocer las cifras exactas de niños perdidos o desaparecidos en Latinoamérica pero los datos son escalofriantes. ESTO NO ES NORMAL. Un niño que desaparece es una tragedia para una familia entera, pero también para toda la sociedad.

para terminar recuerda que:

La unión hace la fuerza, así que habla con los profesores de la escuelas para saber si existen programas de prevención que eduque a niños y padres sobre cómo prevenir las desapariciones. Contacta a los líderes políticos y personas responsables por el bienestar de los niños en tu barrio o comunidad.

Proteger ninos

Todos podemos ayudar a los niños educándolos y creando conciencia sobre los riesgos que existen. La única manera de generar cambios es comenzar por nosotras mismas, por eso comparte este artículo, pon en práctica nuestras recomendaciones y actúa en tu comunidad. Siempre es mejor educar y prevenir que curar.

En resumen:

INFOGRAFIA Los niños que no se pierden

¡Con mucho ♥ desde Francia!

Capture d_écran 2017-04-19 à 10.55.19 PM

Moutoncitos agradece a Blanca Espinar y a Juan Bautista por su valiosa ayuda con la preparación y revisión de este artículo. Este artículo fue revisado y aprobado por la señora Anne Larcher Directora del Centro Francés de Protección a la Infancia-CFPE Niños desaparecidos. Merci Beaucoup Madame Larcher de votre aide!